“Iglesias y Montero han secuestrado Galapagar y quieren silenciar a los que discrepamos con su Gobierno”

  • Vecinos del municipio han entregado esta mañana en su consistorio más de 26.000 firmas contra Iglesias y Montero.
  • La campaña puesta en marcha por HazteOir.org pide a los concejales del Partido Popular y Vox que promuevan en el pleno municipal una moción de condena por la vulneración de los derechos fundamentales de los vecinos de Galapagar y soliciten al Gobierno el fin de este estado de excepción encubierto e injustificado.

MADRID, 21 DE JULIO DE 2020. “Iglesias y Montero han secuestrado nuestro pueblo y quieren silenciar a los vecinos de Galapagar que discrepamos con su Gobierno. Estamos indignados con la situación excepcional que estamos viviendo en nuestro municipio. Está claro que el comportamiento del vicepresidente y de la ministra es una campaña de represión ideológica en toda regla”.

Las imágenes de la entrega de firmas en Galapagar, se pueden ver en este enlace. 

Estas han sido las palabras que ha utilizado Asunción Domínguez, vecina de Galapagar, para explicar el “acoso” que están viviendo los vecinos del municipio por parte de Pablo Iglesias e Irene Montero. Lo ha hecho tras entregar en el Ayuntamiento más de 26.000 firmas, conseguidas a través de HazteOir.org, para pedir a los concejales de Vox y Partido Popular que Galapagar no sea el cortijo privado de los Iglesias.

Durante la entrega de firmas, los vecinos del municipio portaban carteles en los que se podía leer: ‘Libertad para España’, ‘La Guardia Civil no sirve a ningún gobierno, sirve a su país’ o ‘#GobiernoDimisión’.

Cabe recordar que todo empezó a mediados de mayo cuando varias decenas de personas pertrechadas con cacerolas y banderas de España fueron a gritar ‘libertad’ y ‘viva España’  en las inmediaciones de la casa de Pablo Iglesias. A los pocos días la Guardia Civil pasó de proteger la entrada de la vivienda a cortar toda la calle e impedir el paso a los que no fueran vecinos. 

“Para proteger su casoplón, mantienen secuestrada la urbanización con un ejército personal -pagado con los impuestos de todos- de 50 agentes, una sección de élite, tres suboficiales y 20 vehículos para identificar, multar y reprimir los derechos de los ciudadanos, su libertad de expresión, manifestación y circulación”, detalla Ascensión.

Y concluye: “Los representantes políticos de Galapagar tienen el deber de denunciar la grieta democrática que se está produciendo en la localidad. Por eso hemos venido hasta aquí, para que promuevan en el Pleno municipal una moción de condena por la vulneración de los derechos fundamentales de los vecinos de Galapagar y soliciten al Gobierno el fin de este estado de excepción encubierto e injustificado”. 

PARA MÁS INFORMACIÓN

Prensa de HazteOir.org 

prensa@hazteoir.org

(34) 617203086

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.